Blogia
makumba
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Trabajando de la existencia

Trabajando de la existencia

 

Realmente se había quedado tuto con el toke en el punto, por lo que retomó su costumbre de acercarse a algún entranamiento, de última aunque ni se le ocurriera tocar era placer escucharlos ensayando junto a los seres que los frecuentaban, unas semanas y se sintió lo suficientemente cómodo como para intentar sumar algo de un instrumento. Ese lugar tenía una energia densa, era el famoso shing y shang tensionado en todo momento.

Pero como recapiturarlas? el rock tercermundista style era bien canibal, supervivencia pura o te come la peste; manejar su memoria era un tema michi trouble... que furiada de días en nafta plena o sumido en sus preocupaciones por el próximo lugar en el que descansaría su cuerpo. Andar por la ciudad sin soles ni lunas, siempre cuidando, siempre andando para que los truchos no vayan llegando a la escencia del traslado, buscando la nafta para seguir en el trance, porque estaba claro que el premio era para un clan y siempre se lo disputaban dos. Esa puerta lo quebraba y aún lo sigue haciendo, el verdadero terror primario, por suerte había comprendido el azar de ser un surfernominal... tirar algún nombre y pasar, y que el moul te ampare si los dumos estaban enojados, tocar ero eso en última instancia, a esa altura ya se había percatado que todos estábamos bastante salados, que los lugares que ocupabamos en la sociedad eran por algo además de hacer cosas lindas artisticamente; aunque le parecía en exceso romántico se solía ver, y también a ellos, como unos gatillitos emocionales. Esto es: puedo ser el ser más encantador del mundo pero no te pases porque se me sale la chabeta y la capela nos va a envolver; eso era lo romántico, no nos importaba que nos lleven, caminabamos con ella prácticamente, siempre y cuando nos llevemos a alguien también.

El caminar sin amos lo llevaba a enyuntarse más y más con su clan, ayudando sin esperar mucho a cambio y tratando de pescar alguna sintonia que lo lleve hacerse de créditos, trabajitos para ir tirando de tatuaje en tatuaje. Era realmente positivo haber encontrado esa familia en el tiempo, les temía sí, pero era el temor del respeto y el que se le tiene a la gente que es realemte inteligente. Lo sabían tratar: duros como la roca pero tan dulcemente tiernos para dar un consejo o para demostrarte lo que valías; el clan tolosa era así y también coincidía con los pibes babylonia (ES) en esa actitud de si te noto agotado te voy a tirar, mierda o halagos, pero te voy a tirar así activas de una vez por todas.

Y esa semana la luna se enroncó, esa clase de tiempo en que estás despierto a la noche y las piernas te piden que camines. Entonces screenó, la caja de sonido de un land rober que le valió un celular y se le animó a una genesis de alta cilindrada: bien dormida sobre la 43, una Yamaha, la caminó y la guasoneó en el ANSES al amanecer, la vendría a buscar más tarde. La última vez que sintió entero su cuerpo, un organismo en movimiento continuo y lo más cercano a la velocidad que el pudiera experimentar; se informó a la mañana y decidíó que la dejaría en la puerta de la pensión, era evidente que tenía un dispositivo de rastreo. Que manera de exigir la máquina corporal acarreandola esas 30 cuadras, pero ahí la tuvo un par de noches intentando sacarle la ficha a su tambor.

Por suerte los que nunca lo abodonaban estaban ahi y le aconsejaron que no la entre. Esa posibilidad de $ 50.000 al menos le freía su cerebrito pero no cedió a la tentación, por lo que no le extraño que al volver una tarde ya no estuviera atada con el candado al poste de luz. Lo frustró la idea de haber laburado para alguien, la duda de que alguno de su calaña la tendría lo enojaba, aunque el tiempo le dio una sorpresa porque semanas después la volvió a ver sobre la misma calle 43; para relajar un poco su conciencia la tenía el dueño y más aún agradeció el consejo de no haberla entrado a la que era su morada en ese momento.

Pero el primero de mayo se ecarcaba y la posibilidad de subir a ese escenario lo marcaba, un teatro repleto seguramente; ahi estaban sus dudas, un fucking amateur y tocar con ellos ante esa cantidad de gente, pero seguir su camino lo llevaba, no le importaban esos comentarios de gente "bien informada", sabía que degustaba el código de otra forma, al igual que alguno o algunos más, sólo que no lograba descifrarlo. La noche anterior intento hacer otra de sus normales caminatas. La verdad quería, como siempre, quedar bien con el Fagu; las truckas circulaban por toda la ciudad y a la de él se le había roto uno de sus espejos, no parecía algo muy dificil. Salió de la pensión e hizo el camino de los seres que se prostituyen de esquina, llevaba algunos bienes materiales para intentar un trueque con ellos, además de una carga de calcos para promocionar la fecha, lo intentó y nadie accedió. Era temprano seguramente, porque al clarear y después de una mala noche, alguien le hubiera aceptado esos bienes.

Pero algunos ojos blancos de cuidad deben haber enfuricido, o sólo la casualidad? o esas ordenes que tiraba para que su mente no se agrandara? no lo supo. Pero cuando llegó a 5 y 57 el bloody river lo enfrentó, tenía esa visión ingenua de la caravana de bicicletas rideando la ciudad. Veinticinco metros para las esquina y los vió, ni se le ocurrió nada, pero el que guiaba empezó a frenar y alguien emitió un grito de guerra, intentó surfearlos en escape pero le metieron la pata. En su percepción de huída en velocidad le pareció que serían una docena aproximadamente, de los que deben haber participado siete al menos. Que feroz cagada a palos! por suerte entendía de defenderse y lo hizo, querían sus bienes materiales o quizás no, como deducirlo? Lo que sí consiguió fue una buena puñalada profunda y marcada. Quedó en estado de shok tratando de recuperarse de lo que creía había sido sólo golpes, todavía no había notado la sangre manchando sus ropas.

Lo que siguió fue una clara noche de pesadilla, lo único que al estar sólo de responsabilidades con otro ser inmdiato, lo manejo a su manera. Se dejó curar en un hospital donde arrojó un nombre falso, se escabulló lo más pronto que pudo y no hizo la denuncia, con que fin? Burocracia de ordinarios. Lo que entendió es que como sea debía llegar al toke a la noche, si tocaba o no tocaba no le preocupa mucho en ese estado de tal falta de fuerzas, sólo llegar y dejarser llevar, ellos le indicarían. Y llegó...   

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres