Blogia
makumba

LA NOCHE DE LOS CHACALES

LA NOCHE DE LOS CHACALES

 


El ring sonó unas cuantas veces y él cortó la comunicación inmediatamente, su alma de canuto siempre le hacía acordar que una llamada atendida por el contestador era tirar la plata, nunca sabía que decirle y lo más probable que el destinatario no pudiese escuchar el mensaje. Volvió a intentarlo.

-Hola…- La voz de ella sonó apagada, estaría en uno de sus frecuentes trances de aburrimiento y hastío?

-Que haces amiga?

-Nada, estaba durmiendo, vos?

-Nada quería ver como andabas… que vas a hacer a la noche?

-Voy a ir al Variette.- Su voz carente de todo visto de emociones decía todo sin decirlo.

-No queres que vayamos al ayuntamiento a ver una banda?- El hacía por enésima vez una propuesta que ht="sabía que no tenía buen destino o una posible respuesta positiva.

-Estoy con una amiga y estamos esperando a otro amigo.

-Okey no problem, cualquier cosa nos mensajeamos, un beso.

-a Chuu cuidate…

A él no lo quedó otra que ir a lo de sus padres y embriagarse un poco con la televisión, navegó en el tiempo y se vio una con la mina de legalmente rubia en la época de las guerras napoleónicas; historia de aristocracias aburridas, luchas de clases y reviente caravanero de lúmpenes del 1800 en la antigua Europa.

Comió unas rodajas de salamín con queso y por un momento las fuerzas le faltaron, como si el cuerpo no le respondiera, pero le había prometido al que quía que le había hecho su último tatuaje que los iba ir a ver y a registrar un poco de lo que hacían. Finalmente la noche lo llevó y una vez que entraba en ella su energía misma lo iba transportando de poco hasta que todo pasaba y terminaba en su lecho intentando dormir y desconectar un poco su mente.

El pasado sábado 9 de mayo se presentaron en el ayuntamiento los locales Crack rock farmacéutico, una banda que tiene quizás un sonido aún sin definir pero que sabe exactamente hacía donde se dirige, otra banda ignota de capital llamada Lucuma y los ya consagrados y super alternativos Buenos Aires orginals skaters rockers de Massacre.

La noche abrió tipo 1:00 o 1:30 con el rock desértico de Crack. Temas poderosos, en su mayoría largas composiciones instrumentales, cuelgues de músicos afianzados en su oficio con una imaginario bien de roads movies y trips psicodélicos, podríamos hablar de un grupo a los que les hubiera calzado como guante musicalizar Pánico y locura en las vegas, esa correría del periodista (yankie? yonkie?...) Hunter Thompson. Quizás lector la comparación lo ayude a entender lo que quiero decir o termine desmereciendo a los Crack pero oriéntese por el sonido de unos Fun Loving Criminals nacidos de la urbanidad bonaerense. Poseedores de una formación filosa: baterista preciso que además aporta tintes percusivos totalmente necesarios a la hora de crear climas hipnóticos y densos; tecladista inspirado que tránsita por la línea del mejor Manzareck; Guitarrista y primera voz (voz de narrador grave y profunda) especialista en tocar en el primer cuadrante de la viola con muchas notas al aire, especial para esos riffs tan atractivos del western-surf rock; segunda guitarra de notas punzantes insertadas en solos movedizos y ágiles; y bajista de sólidas bases machacantes y narcóticas que invitan a perderse en el movimiento de esos dedos por las cuatro cuerdas. Un combo explosivo de la ciudad cuadrada. Tocaron aproximadamente diez temas que dejaron con ganas de más a la mayoría de los presentes y les dejaron paso a los Lucuma.

La verdad su recital pasó sin pena ni gloria, o sería que el periodista estaba más interesado en conversar con Wanda; la mina del cheto barrio capitalino Las Cañitas que se había sentado a su lado y había llegado a la ciudad siguiendo la banda del gordo Walas junto a su hermana, y a la que terminó invitado un fernet con la condición de que le guarde el lugar mientras compraba las bebidas.

Y después como a las tres o cuatro (y cuando un set empieza a esa hora es porque estamos hablando de rock and roll de alto vuelo) los Massacre. Un show aparte o un show dentro de un show. Banda que tiene muy bien ganada su reputación y que garpó toda la noche, un cierre perfecto para la velada.

Como no rendirse sin condicionamientos ante ese frontman que es la anti-imagen del rock comercial. El resultado posible de una unión ilegitima entre Alfredo Casero y Gustavo Ceratti. Que aura más pesada y carismática por favor. Que manera de manejar la ironía. Repitiendo toda la noche consignas encabezadas por: “Dijo la prensa especializada sobre Massacre…” y agregándole las frases más bizarras posibles y que terminan por desmoronar cualquier idea de entender al rock como algo serio o solemne, o más bien como una eterna posición de cagarse de risa por completo del circo que envuelve al género. Una real actitud punk, pero punk no estético sino ideológico y psicológico. Una verdadera guerrilla anarquista del pensamiento.

Y la gente deliró, cantó los temas clásicos de la banda y los de su disco más reciente, El Mamut, y pogeó e hizo mosh y también interactuó con la banda. La verdadera expresión de un público que no es testigo de la obra del artista sino más bien que la habita y la hace vivir fortaleciéndola.

Y después la noche terminó, y las voces se apagaron y finalmente la mente se desconectó. links

http://www.myspace.com/crack_rf

http://www.myspace.com/lucuma

htto://www.massacre.com.ar

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

makumba -

Chicos la cuenta del youtube donde están los videos me la hakearon hacen un tiempo, asi que es imposible que los baje.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Crack -

Hola, somos los chicos de Crack, los que tocamos en el 2009 en El Ayuntamiento. Te escribimos para ver si podrás descolgar los videos de ese día y los que haya de Crack. Estuvimos laburando los temas y quisiéramos que la gente escuche algo más armado. No sabemos cómo contactarte... Lo mismo con el myspace. Estaría bueno borrarlo...
Abrazos!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres